Luciano Castro

Luciano nació el 16 de marzo del ’75 en Villa del Parque. Es el segundo de cuatro hermanos y tiene una relación muy cercana con su familia. Su madre, Marta, dedicó su vida a la docencia en Fuerte Apache, pero cuando llegó a los 66 años, como no era directora la pasaron a retiro. “Mi vieja es un ser humano de los que existen pocos. Siempre está pensando en ayudar”, cuenta. Su padre, Pocho, tiene más temperamento y es mucho más intolerante que él. De chico vivió es una situación de mucha humildad y trabaja desde que Luciano tiene uso de razón. “Ya está grande y lo único que quiero es verlo tirado en una hamaca paraguaya tomando una cerveza fría. ¡Pero no quiere ni loco!”, confiesa. Una de sus primeras participaciones en televisión fue a los 17 años durante el ciclo para adolescentes Jugate Conmigo, dirigido por Cris Morena. Un musculoso y muy joven Castro se convirtió en el objeto de deseo de las adolescentes que seguían el programa, y “Jugate” le dio la oportunidad de poner su nombre entre las caras nuevas de la TV.

Podés contratar a Luciano Castro completando nuestro formulario de contacto

Podés contratar a Luciano Castro completando nuestro formulario de contacto

Le siguieron otras participaciones televisivas como Chiquititas (1995), Montaña Rusa (1996), Campeones de la vida (2000), Son amores (2002), Los Roldán (2004), El tiempo no para (2006), Lalola (2007-2008), Valientes (2009-2010), Malparida (2010), Herederos de una venganza (2011-2012), Sos mi hombre (2013) y Señores Papis (2014). Con Sres. Papis ha cosechado muy buenas críticas, tanto en lo personal como la calidad de la novela que cuenta las vivencias de cuatro padres modernos (Luciano mismo, Joaquín Furriel, Luciano Cáceres y Peto Menahem) y atractivos que se hacen amigos al compartir diariamente charlas en la puerta del Jardín de Infantes de sus hijos. “Yo no me siento galán: soy actor. Trabajé más en teatro que en tele, pero nadie lo sabe porque no vende. Pero igual, ¿cómo me va a molestar que me digan “galán”, si estoy laburando de eso? Igual, te digo, al galán hay que sostenerlo con laburo.”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*